19 febrero 2015

ESTIMULACIÓN DE LA PLANTA DE LOS PIES

La planta del pie es un receptor sensitivo potente e importante y través de ésta el cerebro va a recibir un cúmulo de sensaciones e información que deberá procesar generando percepciones y estructuras cognitivas, por lo que esa estimulación sensorial, en este caso plantar, nos va a ayudar en la mejora de los procesos cognitivos de aprendizaje, además de contribuir a la reducción de procesos de estrés y ansiedad.

Ya en los primeros meses de vida podemos hacer suaves caricias en zonas sensibles, como las plantas de los pies.  De hecho a partir de las tres o cuatro semanas de vida te recomiendan los beneficios del masaje infantil. Y será hacia el añito, cuando se inicie en el proceso de andar, que podremos empezar con actividades como acompañar al niñ@ andando descalzo sobre alfombras confeccionadas con telas o materiales de diferentes texturas, sobre suelos de diferentes materiales (como parquet, corcho, baldosa, arena...) o sobre espumas de diferentes consistencias (más duras o más blandas, para potenciar las percepciones relativas a la presión), o caminar descalzos por la orilla del mar será un ejercicio genial!

Hoy os presentamos varias ideas para realizar en casa esta provechosa actividad. La primera sería hacer unas simpáticas huellas "gigantes", de colores vivos, en cuyo interior engancharemos distintos elementos o texturas. Aquí podéis ver alguna muestra que hemos preparado con cartón rugoso, algodones y legumbres sobre goma eva.


Una segunda opción, muy sencilla, consistiría en tomar una caja de cartón, proteger el fondo con una tela o con una pieza de goma eva, para que no se rasguñe con ningún perfil, y rellenarla con canicas, o con arroz, o garbanzos, o algodones, etc, dejándole que juegue a mover, remover, pisar o simplemente friccionar la planta de sus pies contra ello. Junto a estas líneas os mostramos algunas fotos y un vídeo de Gonzalo descubriendo y disfrutando de una caja con canicas, lo cual resulta sorprendente porque es extramadamente sensible, siendo incapaz de soportar el contacto de la planta del pie con algunos elementos, como por ejemplo la arena. Poco a poco y con paciencia le vamos ofreciendo todo tipo de texturas, pero sin forzarlo a aquellas que le provocan rechazo.
video



CONSEJO DE PETRA: Observa la reacción de tu hij@ al experimentar con las texturas. Si te parece que es extremadamente sensible o que tiene tendencia "exagerada" a caminar de puntillas, consulta con tu pediatra o con un especialista porque puede deberse a varias posibles razones, entre otras, por ejemplo, a la no desaparición del reflejo primitivo de Babinski (cuando el estímulo le provoca que el dedo pulgar del pie se le dispare hacia arriba y el resto hacia abajo como un abanico, reflejo que hacia los 2 años debe haberse inhibido), o bien puede deberse a una disfunción en la integración sensorial o incluso a estrés o tensión emocional entre otras causas.

4 comentarios:

  1. Eps! Se nos olvidaba explicaros que debajo de las huellas de goma eva le hemos puesto un trozo de antideslizante pequeñito que teníamos por casa para que al caminar no se desplacen y evitar accidentes. Es fácil encontrarlo en cualquier centro comercial, el nuestro era el STOPP de Ikea y apenas valía un euro un cuadrado de 75x75cm.

    ResponderEliminar
  2. ¿Qué usaste para las huellas verdes por favor?

    ResponderEliminar
  3. ¿Qué usaste para las huellas verdes por favor?

    ResponderEliminar

Gracias por tus comentarios y opiniones. Esperamos ser de ayuda.